Penalizar la homosexualidad debilita el acuerdo de Cotonú

Same-Sex Marriage (Prohibition) Act in Nigeria and the Anti-Homosexuality Act in Uganda, Cotonou agreement

Los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo han condenado con firmeza la adopción de la Ley que prohíbe los matrimonios del mismo sexo en Nigeria y la Ley contra la homosexualidad de Uganda, y le han pedido que la UE adopte las medidas adecuadas.

El Grupo S&D considera que adoptar esas leyes es una grave amenaza al derecho universal a la vida, a la libertad de expresión, asociación y reunión, y a la libertad frente a la tortura y el trato cruel, inhumano y degradante.

El eurodiputado del S&D Michael Cashman, que es co-autor de la resolución, dijo:

“La orientación sexual y la identidad de género son asuntos que forman parte del derecho individual a la privacidad, como lo garantizan la legislación internacional y las constituciones nacionales. 

“La UE no puede quedarse callada y debe mostrar que habla en serio respecto a los derechos humanos. Si el diálogo político fracasa, y la Unión Africana se niega a asumir el liderazgo, entonces la Cumbre entre la UE y África del 2 y 3 de abril debe ser una ocasión para iniciar un procedimiento de suspensión contra esos dos países”.

El eurodiputado del S&D Derek Vaughan dijo:

“Con la resolución de hoy, el Parlamento Europeo subraya que, al firmar estas leyes contra la homosexualidad, los gobiernos de Uganda y Nigeria no cumplen la obligación de respetar los derechos humanos, los principios democráticos y el imperio de la ley a los que hace referencia el Artículo 9(2) del Acuerdo de Cotonú”.

El Grupo S&D también pide que la ayuda de la UE se redirija, en lugar de ser suspendida, y que se consideren sanciones específicas, como la prohibición de visados.