El Grupo S&D sigue presionando a los Estados miembros para excluir los minerales procedentes de zonas de conflicto del mercado de la Unión Europea

Led by the S&Ds, the EU is a step closer to eliminating conflict minerals from its market

Hoy, representantes del Parlamento Europeo se han reunido con negociadores de los Estados miembros para intentar encontrar un compromiso sobre la Regulación de los minerales procedentes de zonas de conflicto. El objetivo del Parlamento Europeo es adoptar un sistema jurídico que garantice la trazabilidad del estaño, el volframio, el tantalio y el oro, de forma que se asegure que los productos que se venden en la Unión Europea y contienen estos minerales (smartphones, ordenadores portátiles, etc.) no activan a las milicias armadas ni favorecen las violaciones de los derechos humanos en las áreas donde existen conflictos.

Los negociadores del Grupo S&D insisten en implantar un sistema de carácter obligatorio para garantizar que el comercio justo no depende de la buena voluntad de las empresas.

El presidente del Grupo S&D, Gianni Pittella, dijo:

“La Unión Europea debe traducir sus valores en acciones y normas transparentes. El Grupo de los Socialistas y Demócratas se han comprometido con una campaña fuerte contra los minerales procedentes de zonas de conflicto y hoy vemos cierta esperanza en lugares como la República Democrática del Congo, que se han visto afectados por la guerra y la violencia a causa de la codicia de algunas multinacionales. Los Estados miembros también tienen una oportunidad histórica de ofrecer resultados y marcar la diferencia. Nuestros ciudadanos han demostrado, una y otra vez, que quieren tomar decisiones éticas; démosles, por lo tanto, la información que se merecen. No podemos aceptar que la Unión Europea sea directa o indirectamente responsable de las violaciones de los derechos humanos usando productos que avivan los conflictos armados y la violencia en África y otros lugares”.

La eurodiputada Marie Arena, portavoz del Grupo S&D sobre los minerales procedentes de zonas de conflicto, dijo:

“El Parlamento Europeo ha mostrado flexibilidad y apertura para negociar una solución de compromiso que lleve a una Resolución efectiva, que sea factible y que no sea una carga para las pequeñas empresas. Sin embargo, el Consejo de Ministros no ha sido capaz de lograr un mandato de negociación en esta fase. Si el Consejo se toma en serio la importancia de evitar los abusos de los derechos humanos en nombre de la obtención de beneficios debe mostrar ahora una flexibilidad real para avanzar hacia una Regulación que no solo abarque las materias primas, sino también los productos que se fabrican con las mismas”.  

El eurodiputado David Martin, portavoz de Comercio Internacional del Grupo S&D, dijo:

“Los recursos naturales deben ser una bendición para un país, no una maldición. Un sistema obligatorio es absolutamente esencial y nuestro grupo político está fuertemente comprometido para lograrlo, antes o después. Han existido orientaciones de carácter voluntario desde hace cinco años y más del 80% de las empresas han elegido no publicar ninguna información sobre su cadena de suministro, según normas sobre diligencia debida. Estos requisitos obligatorios, que no son una carga para ningún eslabón de la cadena de suministro, marcarán una diferencia enorme para quienes viven en las áreas de conflicto”.

 

Nota para los redactores:

El objetivo de la Regulación es acabar con el vínculo existente entre el comercio y la extracción de minerales y la financiación de los conflictos armados. En lugar de prohibir las importaciones de las áreas afectadas por conflictos, la Regulación pretende crear un mercado europeo para el comercio responsable de minerales procedentes de regiones que están en conflicto. El estaño, el volframio, el tantalio y el oro (3TG, por sus siglas en inglés) están presentes en nuestra vida cotidiana en smartphones, tabletas, televisores, aparatos médicos, etc.

Europa consume el 25% de estos 3TG a nivel mundial y es el segundo mayor importador de ordenadores portátiles y smartphones del mundo. Tenemos un papel que jugar para crear un mercado responsable.

 

Leer más:

A regulation on Conflict Minerals (Q&A)

4Africa