El Grupo S&D en Etiopia. Pittella: “La Unión Europea y África comparten el mismo futuro. Una relación política es clave para abordar los retos mundiales comunes”

S&Ds in Ethiopia: Pittella "EU and Africa share the same future. A political relationship is key to addressing common global challenges"

En el contexto de la visita de la delegación del Grupo S&D a Etiopía, el presidente del Grupo S&D, Gianni Pittella, la eurodiputada Cécile Kyenge y el eurodiputado Norbert Neuser han pedido una asociación más estrecha entre la Unión Europea y África para abordar los retos mundiales. La delegación del Grupo S&D se reunió con representantes de la Unión Africana, incluyendo al comisario de Asuntos Sociales y Migración, Mustapha Kaloko, y con representantes de la sociedad civil.

Concluyendo la visita, el presidente del Grupo S&D, Gianni Pittella, dijo:

“Europa y África están unidas por su futuro común. Ese futuro podría ser de amenazas y peligros, pero también un futuro de grandes oportunidades de paz y desarrollo; depende de los gobiernos europeos decidir la forma que adopta este futuro. Creemos firmemente que los países africanos y la Unión Africana deben convertirse en unos los socios políticos más cercanos y estratégicos de Europa. La migración, la paz, la seguridad, el cambio climático, la lucha contra el terrorismo, el desarrollo y la educación: Europa comparte los mismos retos con África, y con África debemos abordar todos ellos. 

“Desarrollemos una estrategia concreta y a largo plazo no solo para África, sino con los países africanos; nos interesa. Debemos darnos cuenta de que el terrorismo y los flujos migratorios son el resultado directo de la extrema pobreza y la violencia, las guerras y la explotación humana, el hambre y la sequía en África. Éstas son las causas de raíz y juntos debemos erradicarlas. 

“Ya no es aceptable que para gestionar la crisis de los refugiados, la Unión Europea le conceda 6.000 millones de euros a Turquía mientras, en la cumbre de La Valletta, se decidiera destinar solo 1.800 millones de euros durante cinco años a toda África para gestionar el flujo migratorio. Los gobiernos de la Unión Europea deben revisar este enfoque de una vez por todas. 

“En este contexto, Etiopia es un jugador clave para la estabilización de la región. Es impresionante lo que este país está ofreciendo en términos de acogida e integración de más de 700.000 refugiados; una expresión impresionante de solidaridad. Debe apoyarse, sin embargo, ese proceso de democratización en Etiopía con la finalidad de reforzar profundamente la democracia, los derechos humanos y una libertad real de prensa. En Etiopía, como en el resto de África, el desarrollo no puede separarse de la democracia”.  

La eurodiputada Cécile Kyenge, vicepresidenta de la Asamblea Parlamentaria Mixta de los países ACP-Unión Europea, afirmó:

“Debe abrirse una nueva era de relaciones más estrechas entre Europa y África. Una nueva era que sea el soporte de una cooperación política y estratégica a largo plazo; no sólo en emergencias como la migración. Hace falta un enfoque común para los retos comunes. A África le afectan el 80% de todos los flujos migratorios. En Etiopía, como en el resto del continente, Europa debe apoyar políticas para una integración más profunda con oportunidades de formación y una integración reforzada en el mercado laboral. 

“Además, les pedimos a los países africanos que mejoren sus sistemas democráticos, no solo mediante encuentros tradicionales entre partidos políticos, sino también permitiendo que las organizaciones regionales y locales contribuyan al bienestar político y económico de la sociedad.

“Finalmente, les pedimos a los países de la Unión Europea que fomenten la llamada diáspora circular, apoyando a los migrantes que estén en Europa y que quieran regresar a sus propios países”.

El eurodiputado Norbert Neuser, coordinador de Desarrollo del Grupo S&D, añadió:

“En nuestras primeras reuniones con la Unión Africana en Addis Abeba, hemos insistido en que la democracia, el imperio de la ley y el respeto de los derechos humanos deben situarse en el centro de las relaciones entre la Unión Europea y África.

“Nuestra visita llega en un momento crucial ya que estamos trabajando conjuntamente para redefinir un marco de seguimiento de estas relaciones que nos permitirá abordar juntos nuestros retos comunes en beneficio de los ciudadanos africanos y europeos. A problemas comunes, soluciones comunes”.