El Grupo S&D apoya a las autoridades de la República Centroafricana en la reconciliación de los pueblos y la lucha contra el terrorismo

S&Ds support Central African Republic authorities on people's reconciliation and fight against terrorism, #4Africa, Norbert Neuser, Faustin-Archange Touadéra, Federica Mogherini, Karim Meckassoua,

El objetivo de la conferencia de donantes es conseguir financiación de los países y las organizaciones participantes para la estabilización y el desarrollo económico de la República Central Africana. Federica Mogherini, alta representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, y el presidente de la República Centroafricana, Faustin-Archange Touadéra, presiden la conferencia que reúne a representantes de más de 80 países y organizaciones.  

Ayer, Norbert Neuser, coordinador del Grupo S&D en la comisión de Desarrollo (DEBE), tuvo ocasión de reunirse con el presidente Touadéra y con el presidente del Parlamento Centroafricano, Karim Meckassoua.

Hablando después de la reunión, Norbert Neuser dijo:

“El presidente Touadéra habló abiertamente de los problemas y los retos de la República Centroafricana. Fue elegido presidente en febrero del 2016 y desde entonces ha estado intentando seriamente superar el pasado violento del país. Hay dos asuntos muy importantes. Por un lado, las poblaciones cristiana y musulmana deben reconciliarse. Por otra parte, el Estado debe recuperar el control del país entero y de las fronteras. Los rebeldes y los grupos terroristas todavía pueden moverse libremente en algunas zonas del país”.   
 
La conferencia de alto nivel que se ha organizado en Bruselas está dirigida a apoyar al frágil Estado y a ofrecer fondos de ayuda.

El eurodiputado del Grupo S&D, Norbert Neuser, añadió:

“La estabilidad política con el nuevo presidente presenta una gran oportunidad para superar la difícil situación del país. La última crisis violenta del Estado empezó en diciembre del 2012 y acabó en una guerra civil en la que las milicias cristianas lucharon contra las milicias musulmanas y cometieron atrocidades entre la población civil. Finalmente, intervino Francia militarmente, en diciembre del 2013, para evitar mayores atrocidades.

“En la actualidad, la República Centroafricana es el segundo país más pobre del mundo y justo la mitad de la población de cinco millones de habitantes no tiene suficientes alimentos para comer”.