Cultura y educación

Cultura y educación

La cultura es la esencia de Europa y de nuestras identidades. La cultura es lo que nos hace inconfundibles, pero a la vez nos une y nos permite florecer en la diversidad. Programas de éxito como Erasmus+ han permitido ya a más de 9 millones de ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea explorar nuestro continente, ampliar sus horizontes y participar en el diálogo intercultural, así como adquirir nuevas cualificaciones.

Creemos firmemente que la educación y la cultura son una parte esencial de nuestra sociedad a las que todos deben poder acceder. La educación y la formación son claves para promover la inclusión social, económica y cultural, reducir las desigualdades y generar crecimiento, mientras que también impulsan la creatividad. Asimismo nos ayudan a ser ciudadanos proactivos y responsables que puedan tomar decisiones informadas y participar plenamente en la vida social y democrática de nuestras comunidades, así como a nivel de la Unión Europea. Por eso, hemos trabajado muchísimo para lograr la igualdad en el acceso de todos a la ecuación y la cultura.  

En 2017 Erasmus+ ha celebrado tres décadas dedicadas a enriquecer vidas y abrir mentes. El programa ha dado a muchos europeos la posibilidad de mejorar sus capacidades y sus oportunidades para encontrar un empleo, abriendo ventanas a nuevas culturas y para que participen plenamente en la vida democrática. Hasta el momento, 9 millones de personas y 125.000 instituciones se han beneficiado de formación y subsidios de la Unión Europea.

A Erasmus+ le hace falta un presupuesto más amplio para salvaguardar el éxito del programa y ampliar el acceso al mismo, con la finalidad de ayudar a quienes actualmente tienen limitaciones financieras. El Grupo S&D continuará sus esfuerzos para que Erasmus+ pueda ser verdaderamente accesible a todos.

La cultura es la pieza central de la identidad europea. La herencia cultural europea es una de las más importantes del mundo y una fuente de gran prestigio internacional. La cultura también es fuente de crecimiento económico y sustento de miles de personas que trabajan en los sectores de la cultura y el arte.

Por eso queremos defender los derechos de los autores y un sistema justo de derechos de autor, así como garantizar que la cultura europea se protege en los acuerdos comerciales internacionales. Creemos firmemente que los artistas se merecen condiciones laborales dignas y les apoyamos para lograrlas.

Para nosotros la educación es un derecho fundamental al que tienen derecho todos los ciudadanos y ciudadanas europeos; un impulsor de la inclusión social, económica y cultural, esencial para la satisfacción personal y profesional. La educación y la formación de calidad deben ser, por lo tanto, asequibles y estar al alcance de todos.

Sin embargo, a pesar de los avances que se han realizado, todavía quedan muchos obstáculos para lograr la igualdad en el acceso, principalmente por la falta de igualdad de oportunidades y/o financiación. Por este motivo, le pedimos a Europa que adopte un enfoque holístico, reconociendo el papel de la educación formal, así como de las alternativas informales, y de la formación para abordar las desigualdades y que invierta en programas educativos de gran calidad para garantizar que todos pueden llegar a desarrollar su potencial.

En la actualidad, en Europa estamos orgullosos de contar con los jóvenes más formados y capacitados del mundo. Sin embargo, hay miles de personas en paro o atrapadas en trabajos en prácticas no pagados o infra remunerados, con pocas perspectivas de un empleo digno. Al mismo tiempo, algunos jóvenes que sufren discriminación, aislamiento y falta de oportunidades se frustran tantísimo que se vuelven vulnerables a la radicalización.

Queremos que se escuche la voz de los jóvenes y que se les proporcionen las oportunidades que merecen para que puedan desarrollar su potencial y sobresalir. Es esencial que escuchemos y nos comprometamos con los ciudadanos más jóvenes involucrándoles en nuestra democracia: son nuestro futuro.  

El papel de los medios de comunicación es crítico para salvaguardar la democracia, el imperio de la ley y el respeto de los derechos humanos. Creemos en la libertad de prensa y condenamos cualquier esfuerzo para restringirla. Los Socialistas y Demócratas estamos comprometidos en la lucha para garantizar que se respeta el papel de la prensa y que se permite que florezca un periodismo de gran calidad. Por lo tanto, debemos promover y reforzar el periodismo de investigación de calidad, mejorar la protección de los periodistas cuando se les ataca y reforzar la cooperación entre los periodistas y los sindicatos.