Cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria

Cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria

Cerca de 1.000 millones de personas de todo el mundo viven en la extrema pobreza. Aunque la comunidad internacional ha conseguido reducir la extrema pobreza en más de la mitad desde 1990, tras la reciente crisis económica la pobreza extrema sigue siendo una realidad en muchos países.

La Unión Europea es el mayor donante de ayuda humanitaria del mundo. Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D están presionando a la Unión Europea para que mantenga su liderazgo internacional y su firme compromiso con los programas de desarrollo y con la asistencia humanitaria efectiva. También estamos trabajando para garantizar que todas las políticas de la Unión Europea –dentro y fuera– sean coherentes con esos objetivos, en áreas como la agricultura y el comercio internacional, con políticas como la trazabilidad de los minerales procedentes de zona de conflicto y prácticas que sean socialmente responsables en el sector textil. Es nuestra obligación construir un futuro en el que nadie se quede atrás.

La máxima prioridad de los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D en el ámbito de la política de desarrollo es lograr que se cumplan los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas antes de 2030, en particular, la erradicación de la pobreza y de las desigualdades en el mundo. Los 17 objetivos que se fijaron en Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible son los impulsores de la política de desarrollo internacional de la Unión Europea que incluye objetivos económicos, sociales y medioambientales, tanto dentro como fuera de la Unión Europea.

El Consenso sobre Desarrollo es el marco de la estrategia de desarrollo de la Unión Europea. Si queremos avances reales para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es necesario un marco de elaboración de políticas mediante el Consenso Europeo sobre Desarrollo para determinar cómo poner fin a las desigualdades y proponer nuevos programas que sean radicales y que permitan ofrecer resultados en estos objetivos.

Hay una serie de prioridades y retos diferentes a aquellos del pasado, pero tenemos muy claro que el papel de la política de desarrollo es, ante todo, luchar contra la pobreza y abordar las causas de raíz de retos globales como la migración y la inestabilidad.   

La educación desempeña un papel clave para erradicar la pobreza y las desigualdades, así como para evitar las crisis humanitarias creadas por el hombre.

75 millones de niños no van al colegio en el mundo debido a situaciones de urgencia; sin embargo, menos del 2% de la ayuda humanitaria mundial se destina a educación.

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D hemos luchado mucho para que la educación en zonas de conflicto sea una prioridad internacional mediante nuestra campaña EDUCA. La Unión Europea ha acordado dedicar el 6% de su presupuesto de ayuda humanitaria a financiar la educación de los niños y las niñas que están atrapados en zonas de conflicto.

Este compromiso significa que más de 4 millones de niños y niñas de 47 países ya han podido acceder a la educación.

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D seguirán luchando por más medidas para garantizar el acceso a la educación para todos.