Empleo, asuntos sociales e igualdad de género

Empleo, asuntos sociales e igualdad de género

Creemos que Europa será más eficiente y más competitiva con una mano de obra que esté bien formada y a la que se trate justamente. Pedimos un nuevo acuerdo en materia de progreso social, garantizando trabajos dignos, derechos laborales, protección social, diálogo social y el derecho a organizarse.

El Grupo S&D ha establecido una agenda enérgica y progresista que sitúa a las personas y a los trabajadores en el centro de Europa. Queremos reforzar la dimensión social de la Unión Económica y Monetaria (UEM); luchar contra el paro –especialmente el de los jóvenes, los trabajadores mayores y los parados de larga duración–; crear un marco jurídico mejor para que los trabajadores puedan cruzar las fronteras y se salvaguarden los salarios, la normativa social, la negociación colectiva y los derechos de los sindicatos; y crear un sistema europeo de salarios mínimos dignos para luchar contra la pobreza.

El Grupo S&D sigue profundamente comprometido en la lucha contra todas las formas de discriminación y defiende los derechos fundamentales de todos. Queremos cerrar la brecha que afecta a las mujeres en el trabajo y con respecto al salario, y luchar contra todas las formas de violencia que se ejerce contra ellas.

Nuestras prioridades:

•    Un cambio en el Tratado para garantizar que los derechos sociales y las libertades económicas tienen la misma importancia, como se establece en el Artículo 9 del Tratado sobre el Funcionamiento de la Unión Europea y en la Carta de Derechos Fundamentales. Esto garantizaría que toda la nueva legislación y las revisiones futuras del Tratado se aseguran de que los derechos sociales están protegidos.
•    Un “Eurogrupo social” para reforzar la dimensión social de la Unión Económica y Monetaria -y Social.
•    Incluir la agenda de trabajo digno de la Organización Mundial del Trabajo en las políticas europeas.
•    Un sistema de gobernanza más equilibrado y democrático que integre plenamente la política social.

El trabajo digno debe ser la columna vertebral de la economía europea para crear una sociedad que sea más fuerte e igualitaria.

Nuestra prioridades:

Invertir en empleo y oportunidades para la gente
•    Hace falta inversión a nivel nacional y europeo para crear empleo digno, enfocándose en las infraestructuras, la eficiencia energética y la educación.
•    Un plan de acción europeo que identifique las capacidades que los ciudadanos y las ciudadanas necesitan para conseguir un empleo y también las habilidades que los empleadores y los gerentes necesitan para gestionar su mano de obra de manera que sea socialmente sostenible.
•    Una Directiva europea que prohíba la discriminación en la contratación en base al historial laboral.

Acabar con el paro entre los jóvenes
•    Más financiación para la Garantía Europea de los Jóvenes y la Iniciativa de Empleo Joven.
•    Asegurar que la Garantía Europea para los Jóvenes y la nueva Iniciativa del Cuerpo Europeo de Solidaridad facilitan a los jóvenes formación de calidad y ofertas de empleo.
•    Ampliar el límite de edad de la Garantía Europea de Jóvenes hasta 30 años y ampliarla para incluir a jóvenes licenciados y a aquellos con formación profesional, así como a personas sin capacidades o con pocas habilidades.  

Abordar las desigualdades
•    Un índice de salario digno en la Unión Europea que sirva de orientación para crear buenos niveles de vida.  
•    Un marco europeo de salarios mínimos dignos para todos los trabajadores y las trabajadoras.
•    Una Directiva marco europea sobre regímenes de ingresos mínimos para garantizar que todo el mundo tiene bastante para vivir.   
 
Abordar la exclusión social
•    Un índice de progreso social que mida las desigualdades sociales, con objetivos que sean vinculantes.
•    Un marco jurídico europeo para garantizar que cada ciudadano tiene una red de seguridad social, una seguridad básica de ingresos y un acceso universal a atención sanitaria, bienes y servicios.
•    Un fondo europeo de protección social, facilitando apoyo temporal cuando una crisis aumente el número de personas dependientes de los servicios de protección social.  
•    Una Garantía Europea del Menor para garantizar que cada niño o niña europeo que esté en riesgo de pobreza pueda acceder a atención sanitaria, educación y cuidado infantil gratuitos, así como a una vivienda digna y a nutrición.
•    Una plan europeo integrado para luchar contra la pobreza infantil, apoyando tanto a los menores como a los padres mediante programas que mejoren la inclusión social y las perspectivas de trabajo.
•    Una Directiva sólida de equilibrio entre la vida laboral y personal para garantizar un permiso remunerado y protección social a los padres y los cuidadores que trabajan.
•    Una revisión de la Directiva del Permiso de Maternidad para mejorar la protección de las madres.
•    Una Directiva marco europea sobre servicios sociales de interés general.

Garantizar trabajos dignos
•    Una Directiva europea sobre condiciones dignas de trabajo para todos los tipos de trabajadores y trabajadoras.
•    Medidas para ayudar a reconciliar la vida profesional y personal, incluyendo inversión en cuidado infantil y atención a los mayores que sea de calidad para permitir que más personas trabajen.
•    Objetivos vinculantes de empleos dignos en el proceso del Semestre Europeo.
•    Mejor protección de los trabajadores y las trabajadoras frente a sustancias perjudiciales, en concreto, las que causan cáncer y perjudican a la salud reproductiva.

Competencia leal en el mercado laboral
•    Un Cuerpo Europeo de Inspectores Laborales.
•    Un número europeo de la seguridad social.
•    Mismo salario para el mismo empleo en el mismo lugar de trabajo para poner fin al dumping social.

Perfilando el mercado laboral digital
•    Una Agenda Digital Social que vaya más allá de los aspectos técnicos y aproveche plenamente el potencial del empleo y el crecimiento.
•    Condiciones de igualdad para las empresas de la economía tradicional y las empresas del sector digital.  
•    Más y mejor protección, como parte de la respuesta a la revolución digital.
•    Equilibrio entre la promesa de nuevas tecnologías y la protección de los trabajadores.
•    Derechos y condiciones laborales justas para todos los trabajadores y las trabajadoras.

Nuestras prioridades:

•    Un estatuto del trabajador europeo para proteger los derechos y la dignidad de los trabajadores y las trabajadoras en Europa.
•    Una Directiva sobre trabajo atípico para garantizar que los trabajadores de media jornada, ocasionales, temporales y autónomos tienen la protección que necesitan.
•    Una definición de “autónomo” por parte de la Unión Europea para acabar con la explotación.
•    Estructuras de apoyo en todos los países de la Unión Europea, ofreciendo ayuda y consejo a los trabajadores desplazados y migrantes, con el apoyo de los sindicatos.
•    Proteger a los trabajadores frente a largas jornadas laborales aplicando estrictamente la Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo y los dictámenes del Tribunal Europeo de Justicia.
•    Una estrategia europea para la salud y la seguridad, incluyendo las nuevas enfermedades profesionales.
•    Una Directiva sobre trastornos músculo-esqueléticos relacionados con el trabajo y la revisión de la Directiva sobre la protección de los trabajadores frente a sustancias carcinógenas y mutágenos en el trabajo.
•    Un marco jurídico para las enfermedades relacionadas con el estrés profesional.
•    Un registro de amianto para todos los Estados miembros de la Unión Europea.
•    Un marco jurídico sobre salud y seguridad en el sector de la peluquería.
•    Un marco jurídico sobre información y consulta para los trabajadores y trabajadoras cuando haya reestructuraciones de la compañía.
•    Reforzar la Directiva sobre los comités de empresa europeos y la participación de los empleados en las decisiones de la compañía.
•    Apoyar la sindicalización de los trabajadores.
•    Información y derechos de consulta para todos los trabajadores, incluyendo las franquicias y las cadenas de contratación.
•    Mejorar la responsabilidad social corporativa y la gobernanza, incluyendo una mayor participación del trabajador.

Nuestras prioridades:

•    “Mismo salario para el mismo trabajo en el mismo lugar de trabajo”: una revisión completa de la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores para que este principio sea una realidad, evitando el dumping social y la explotación de los trabajadores migrantes y garantizando la competencia leal.
•    Nuevas normas de la Unión Europea para poner fin al dumping social, dándole a la Comisión capacidad para investigar los casos transfronterizos y para imponer multas.
•    Una inspección de trabajo europea para garantizar que la legislación social y laboral se aplica más allá de las fronteras en la Unión Europea.
•    Acabar con las lagunas jurídicas sobre las condiciones laborales y de empleo en el sector del transporte y la aviación para garantizar la competencia leal.
•    Una mejor coordinación de los sistemas de seguridad social de la Unión Europea para permitir que los trabajadores se muevan con libertad.
•    Una Directiva marco sobre las condiciones laborales y el trato igual de los trabajadores que llegan del exterior de la Unión Europea para garantizar que sus derechos están protegidos y evitar el dumping social.
•    Disposiciones para garantizar los mismos salarios y las mismas condiciones laborales como un prerrequisito de los regímenes de migración laboral en los acuerdos comerciales.

Estamos profundamente comprometidos en nuestro trabajo para garantizar un trato más justo a hombres y mujeres, incluyendo medidas para mejorar el equilibrio entre la vida profesional y personal.

Nuestras prioridades:

•    Una nueva propuesta legislativa para mejorar los derechos del permiso por maternidad.
•    Una nueva Directiva de paternidad para que los padres también tengan derecho a tener tiempo libre.
•    Revisar la Directiva de 2010 del permiso parental para incluir remuneraciones y aumentar el número de padres y parejas que se toman el permiso al que tienen derecho.
•    Revisar la Directiva de 2006 sobre la igualdad de trato para promover el mismo trato y el mismo salario entre hombres y mujeres, con sanciones que sean efectivas.  
•    Adoptar una legislación coherente para promover el reparto igual de responsabilidades.
•    Reforzar las medidas no legislativas para promover acuerdos innovadores de tiempo de trabajo.
•    Inversión estratégica para ofrecer cuidados infantiles de más calidad y que sean asequibles.
•    La Unión Europea debe ratificar el Convenio de Estambul para luchar contra la violencia que se ejerce contra las mujeres.