• El contribuyente común ha pagado muy caro las apuestas irresponsables de banqueros codiciosos, mientras que unos cuantos ricos pueden evitar pagar impuestos con cierta diligencia.

    Hay demasiadas grandes corporaciones y personas adineradas que se salen con la suya explotando lagunas jurídicas, buscando las jurisdicciones más favorables y escondiendo dinero fuera del país en paraísos fiscales.

    Europa necesita #TaxJustice.

  • El contribuyente común ha pagado muy caro las apuestas irresponsables de banqueros codiciosos, mientras que unos cuantos ricos pueden evitar pagar impuestos con cierta diligencia.

    Hay demasiadas grandes corporaciones y personas adineradas que se salen con la suya explotando lagunas jurídicas, buscando las jurisdicciones más favorables y escondiendo dinero fuera del país en paraísos fiscales.

    Europa necesita #TaxJustice.

  • El contribuyente común ha pagado muy caro las apuestas irresponsables de banqueros codiciosos, mientras que unos cuantos ricos pueden evitar pagar impuestos con cierta diligencia.

    Hay demasiadas grandes corporaciones y personas adineradas que se salen con la suya explotando lagunas jurídicas, buscando las jurisdicciones más favorables y escondiendo dinero fuera del país en paraísos fiscales.

    Europa necesita #TaxJustice.

Justicia Fiscal, Blog sobre los Papeles de Panamá

¿Quiere estar al tanto de lo que nosotros, en el Grupo S&D, estamos moviendo en el Parlamento Europeo para desvelar estos acuerdos fiscales sombríos?

Asegúrese también de echarle un vistazo a nuestro blog “Investigando los Papeles de Panamá” donde nuestros eurodiputados y eurodiputadas comparten sus experiencias e impresiones sobre su trabajo por #Taxjustice (Justicia Fiscal) en Europa.

NUESTRO RÉGIMEN FISCAL EN EUROPA ESTÁ ROTO

Estas prácticas dudosas están creando enormes desigualdades en nuestras sociedades y drenando el erario público de contribuciones esenciales que nos hacen falta para relanzar las economía de Europa y financiar los servicios que se merecen los ciudadanos europeos. En toda Europa, los gobiernos han subido los impuestos que pagan los ciudadanos comunes y han reducido el gasto en hospitales, educación y servicios públicos.

Los acuerdos fiscales con grandes empresas ya no son moralmente aceptables.

¿POR QUÉ NECESITAMOS UN CAMBIO AHORA?

El 5 de noviembre del 2014, un grupo de periodistas internacionales descubrieron el escándalo #LuxLeaks (filtraciones de Luxemburgo): se pactaron más de 300 acuerdos secretos y ventajosos, conocidos como “resoluciones fiscales”, entre multinacionales y el gobierno de Luxemburgo, entre los años 2002 y 2010, con el objetivo de reducir drásticamente sus facturas fiscales globales.

Desde entonces, nuevas revelaciones han mostrado que otros gobiernos y bancos europeos han sido cómplices para ayudar a las grandes empresas a ocultar sus activos y evitar pagar los impuestos que deberían. Los periodistas que trabajaron en los archivos del #SwissLeaks (filtraciones suizas) en febrero del 2015 descubrieron que los banqueros estaban ayudando a clientes ricos a evadir impuestos a escala industrial y la Comisión Europea dictaminó que los acuerdos fiscales con Fiat y Starbucks eran más que dudosos y, en realidad, se trataba de ayudas ilegales de estado. Más tarde, el 30 de agosto del 2016, la Comisión Europea anunció que consideraba que el acuerdo fiscal de Irlanda con Apple era una ayuda de Estado ilegal. Se dictaminó que Apple reembolsara 13.000 millones de euros de impuestos impagados. Las resoluciones fiscales le permitieron a Apple pagar un escaso impuesto del 0,005% del total de sus beneficios europeos en el 2014.

En abril del 2016, los #PanamaPapers descubrieron pruebas de blanqueo de dinero, evasión de impuestos, empresas fantasmas offshore y utilización ilegal de paraísos fiscales a una escala enorme. Los 11,5 millones de documentos que se filtraron revelaron información de más de 200.000 compañías offshore, que implicaban, entre otros, a 140 funcionarios públicos, ¡incluyendo a 12 líderes y ex líderes mundiales!

Más recientemente, la red de periodistas que estuvo tras las filtraciones fiscales previas sacó a la luz el #BahamasLeaks, que revelaba incluso más conexiones entre las empresas fantasmas offshore y algunos legisladores de alto nivel.

Sin embargo, queda claro que estas revelaciones tan solo son la punta de un iceberg muy grande. Estos escándalos han revelado la feroz y destructiva competencia fiscal existente entre los Estados miembros y el recorrido delictivo que los ricos y poderosos –y la industria secreta que les apoya– realizan para ocultar su riqueza y evitar pagar una contribución justa de la sociedad.

LOS HECHOS

  • El fraude, la evasión y la elusión fiscal les cuestan a los ciudadanos europeos un billón de euros anuales. ¡Eso son 2.000 euros por ciudadano!
  • Esta brecha fiscal entre los ingresos debidos y lo que se paga realmente es más de lo que todos los Estados de la Unión Europea destinan conjuntamente al cuidado sanitario.
  • Con ese dinero público, podríamos invertir cuatro veces más en educación.
  • Cada año, se ocultan 250.000 millones de dólares en paraísos fiscales.
  • El fraude, la evasión y elusión fiscal significan mayores impuestos para los ciudadanos y menos inversión pública en educación, infraestructuras y salud.
  • Algunos países permiten la negociación directa de los acuerdos fiscales entre las empresas y las autoridades fiscales para que no paguen casi nada, mientras que el tipo fiscal medio para los ciudadanos de la Unión Europea está en torno al 45% (Institut économique Molinari).
  • Italia es quien más pierde, con una pérdida anual estimada de 180.000 millones de euros. Estonia pierde más del 28% del poder adquisitivo de su gobierno debido a la evasión fiscal, cada año.
  • Un impuesto mundial a las transacciones financieras del 0,05%, con un estímulo fiscal adicional del 1%, podría ayudar a crear de dos a tres millones empleos, solo en Europa.
  • Se estima que los países en desarrollo pierden tres veces más por paraísos fiscales de lo que reciben cada año en ayuda exterior.
  • Se cree que el 30% de toda la riqueza financiera africana está fuera del país y que cada año se pierden unos 14.000 millones de euros estimados en ingresos fiscales; una cifra que permitiría salvar la vida de hasta 4 millones de niños cada año y conseguir que todos los niños africanos fueran al colegio.

NUESTRAS PETICIONES Y NUESTROS LOGROS

Creemos que la Unión Europea debe trabajar junta para frenar el fraude fiscal, cerrar lagunas jurídicas y paraísos fiscales, y mejorar la transparencia y la cooperación transfronteriza para acabar con el secreto bancario que permite que los defraudadores y los vendedores poco fiables se salgan con la suya.

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D han trabajado duramente para conseguir soluciones europeas a los problemas que drenan las finanzas de nuestras sociedades. Hemos fijado nuestras peticiones y, una a una, estamos cambiando a verde las luces rojas y ¡logrando nuestros objetivos!

Una lista europea de paraísos fiscales, con sanciones para los que hacen negocios con ellos.  
La protección de los denunciantes.
Penas para los asesores fiscales y las instituciones fiscales que ayudan en los engaños fiscales.
Un registro público de “propiedad efectiva” para obligar a las empresas a revelar dónde se generan realmente los beneficios y dónde se deben pagar los impuestos.
Más transparencia por parte de los gobiernos de la Unión Europea sobre los acuerdos fiscales que renegocian entre las administraciones fiscales nacionales y las multinacionales –los acuerdos que se encontraban en el centro del escándalo LuxLeaks– y sanciones para los que incumplen las normas.
Intercambios automáticos de informes, desglosados país por país, entre las administraciones fiscales de Europa; el Parlamento Europeo lo ha aprobado para que los gobiernos puedan identificar dónde se deben pagar los impuestos.
Nuevas normas de los gobiernos de la Unión Europea para forzar a las empresas multinacionales a que declaren públicamente dónde se obtienen los beneficios y dónde se pagan los impuestos, desglosados país por país.  
Una prohibición de “las sociedades pantalla”: las multinacionales que se registran en países donde se pagan pocos impuestos para evitar pagar los impuestos debidos donde realmente operan esas empresas. 
Una autoridad fiscal de la Unión Europea que coordine a las autoridades fiscales nacionales para eliminar los delitos fiscales transfronterizos.
Una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS) que sea completa: un conjunto único de normas para que las empresas transfronterizas calculen sus beneficios fiscalizables en la Unión Europea.
Legislación firme de la Unión Europea para impedir que las grandes empresas utilicen los descuentos fiscales sobre patentes para evadir pagar impuestos.
La reforma del grupo sobre el Código de Conducta: nos hace falta más que un código voluntario para regular la competencia fiscal y erradicar los abusos.

Únete a nosotros para mantener la presión y lograr estos objetivos de #TaxJustice (Justicia Fiscal). Juntos, nos aseguraremos de que todos pagan su parte justa.

Comisiones especiales sobre Resoluciones Fiscales - TAXE 1 y TAXE 2

Después de las revelaciones de #LuxLeaks (filtraciones de Luxemburgo), el Parlamento Europeo creó una comisión especial sobre resoluciones fiscales, TAXE 1, en febrero del 2015, para investigar las alegaciones que afirmaban que algunos países de la Unión Europea estaban ofreciendo regímenes fiscales especiales mínimos para atraer a las grandes corporaciones. El mandato de la comisión especial sobre resoluciones fiscales (TAXE 1) finalizó el 30 de noviembre del 2015.

Después de que la comisión especial TAXE I informara sobre sus hallazgos, el Parlamento Europeo aprobó, en diciembre del 2015, que siguiera trabajando y que ampliara sus trabajos creando la comisión especial sobre resoluciones fiscales, TAXE 2 para garantizar que la larga lista de recomendaciones se habían puesto en práctica. El informe de la comisión especial TAXE 2 se adoptó en plenario el 6 de julio del 2016 y el mandato de la comisión especial sobre resoluciones fiscales (TAXE 2) finalizó el 2 de agosto del 2016.

Comisión de investigación sobre los Papeles de Panamá

Después de las revelaciones de los Papeles de Panamá a principios de abril del 2016, el Parlamento Europeo, presionado por el Grupo S&D, ha decidido crear una comisión de investigación. La comisión de investigación estudiará los supuestos incumplimientos de la legislación de la Unión Europea y la supuesta mala administración en la implementación de la normativa comunitaria. Después de los escándalos de Luxleaks (“filtraciones de Luxemburgo”) y Swissleaks (“filtraciones suizas”), los Papeles de Panamá han arrojado luz sobre prácticas fiscales que son inaceptables, incluyendo el blanqueo de dinero. La nueva comisión de investigación desarrollará el trabajo realizado por la comisión especial de fiscalidad que se creó hace 18 meses, pero con un mandato más amplio. Abordará temas como el blanqueo de dinero y su impacto en países terceros.

 

Comunicados de prensa