Nuestro trabajo sobre la inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial (IA) debe centrarse en las personas y ser llevada por personas. Debe respetar la dignidad humana, ser fiable y preservar los derechos fundamentales y la seguridad de los ciudadanos y las ciudadanas mientras que, al mismo tiempo, se asegura de que existen controles y una supervisión que sean apropiados. Estamos trabajando para crear un marco jurídico que tenga en cuenta los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, garantice condiciones laborales dignas y no deje a nadie atrás.  

Nuestro trabajo en la comisión especial de Inteligencia Artificial en la Era Digital (AIDA, por sus siglas en inglés) del Parlamento Europeo siempre garantizará que los ciudadanos y las ciudadanas se sitúen en el centro de la transición digital. Lucharemos para evitar un dominio del mercado y asegurarnos de que la Unión Europea asume el liderazgo a la hora de establecer normas que estén alineadas con nuestros valores compartidos. Estamos comprometidos a involucrar a socios democráticos afines a nivel internacional de cara a lograr estos objetivos.

Aquí puedes consultar todos los detalles de todas nuestras propuestas sobre una IA que se centre en las personas y sea ética y socialmente justa.

 

Nuestras prioridades

El respecto de la ética, los derechos fundamentales y las salvaguardas jurídicas

Queremos que Europa desarrolle una inteligencia artificial que se centre en las personas y sea llevada por personas, y que respete la dignidad humana, la autonomía y la seguridad. La legislación de la Unión Europea y la Carta de Derechos Fundamentales deben aplicarse plenamente, y el marco jurídico de la Unión Europea sobre IA, robótica y otras tecnologías relacionadas debe sustentarse en los derechos fundamentales y en principios éticos que sean jurídicamente vinculantes, y disponer de salvaguardas jurídicas y supervisión humana. Debe respetar los principios de no discriminación, protección de la privacidad y los datos personales, transparencia, fiabilidad, seguridad y rendición de cuentas. Estos principios éticos deben aplicarse a lo largo de todo el proceso de desarrollo, despliegue y utilización de las tecnologías de IA. También necesitamos un sistema de propiedad intelectual que sea efectivo y logre el equilibrio apropiado entre la protección de los ciudadanos y las ciudadanas y que se fomente la innovación.

Apoyamos el principio de precaución: todas las solicitudes deben considerarse peligrosas hasta demostrarse que son seguras. La mala utilización de tecnologías como el reconocimiento biométrico puede convertirse en una amenaza directa a la democracia, de modo que se deben respetar los principios de proporcionalidad y necesidad, por ejemplo, recopilando solamente aquellos datos que hagan falta para realizar una tarea. Cualquier utilización militar de la IA debe controlarse estrictamente, con mecanismos de supervisión humana que sean estrictos y con principios éticos y normas internacionales de derechos humanos que sean jurídicamente vinculantes.

Un enfoque democrático y que sea socialmente justo

Cualquier normativa de IA debe tener en cuenta los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, dar voz a los agentes sociales y garantizar condiciones laborales dignas, incluyendo los salarios, a todos y todas en la economía digital. Las tecnologías de IA no solamente deben generar beneficios a los propietarios y los accionistas, sino que deben beneficiar a la mano de obra y servir a la sociedad en su conjunto. Un “impuesto de IA” podría utilizarse para financiar programas de protección social destinados a los trabajadores y las trabajadoras que se enfrentan a cambios en el mercado laboral debido a la utilización de la IA. El desarrollo de la IA debe ir de la mano de la aplicación del pilar de derechos sociales de la Unión Europea.

Capacitar a los ciudadanos y los trabajadores es esencial de cara a garantizar que la IA y “la economía de datos” puedan crear nuevas innovaciones, empleos y crecimiento. Solamente podremos lograrlo de forma democrática si los ciudadanos y las ciudadanas adquieren un alto nivel de alfabetización digital. La alfabetización digital avanzada, incluyendo capacidades digitales y alfabetización mediática y de datos, debe integrarse en todos los currículums académicos de Europa. Enseñar temario de STEAM (acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) debe ser una prioridad principal, especialmente entre los grupos vulnerables e infra representados. La IA debe resultar comprensible a todos y todas mediante actividades de concienciación pública que se centren en sus efectos sociales, jurídicos y éticos.

Proteger a los ciudadanos, los usuarios y los consumidores

Tenemos que crear protecciones para los ciudadanos y las ciudadanas de cara a garantizar que todos y todas podemos confiar en las tecnologías de IA. Proponemos un Certificado Europeo de Cumplimiento de los Principios Éticos de la Inteligencia Artificial para garantizar que los ciudadanos pueden utilizar las nuevas aplicaciones de IA con confianza. Es posible que las normas actuales de la Unión Europea sobre derechos de los consumidores y las consumidoras no puedan abordar los desafíos que presentan nuevos productos relacionados con la IA, con lo cual el marco jurídico debe actualizarse en línea con nuestros valores sociales y democráticos. Por ejemplo, la gente debe ser consciente siempre de que está interactuando con una máquina cuando se utiliza un sistema automatizado. Deben tener la opción de poder hablar con una persona y el derecho a recibir una explicación respecto a una decisión automatizada y a que se verifique y efectúen correcciones cuando sea necesario. Los ciudadanos también deben tener opción a negarse a utilizar un sistema automatizado.

Los consumidores y las consumidoras siempre deben tener opción a “apuntarse” proactivamente a servicios personalizados y a actividades de creación de perfiles, así como la posibilidad de “excluirse”. Las tecnologías de IA que presenten un mayor riesgo de causar daño o incumplir los derechos de los usuarios y las usuarias deben estar sujetas a un control y una supervisión humanas apropiadas. Hace falta un marco jurídico, que sea robusto y esté armonizado, que permita llevar a cabo las evaluaciones de riesgo de IA de forma que se garantice que no existe un perjuicio para los individuos o la sociedad en su conjunto.

Datos e infraestructuras

La inteligencia artificial se está volviendo rápidamente el factor clave de la competitividad de Europa y en la transición a una economía circular y neutral en cuanto al clima. Cualquier marco regulador en este contexto deberá gestionar diligentemente la producción, la interoperabilidad, la utilización y el intercambio de datos no personales.

El software, los algoritmos y los datos incluidos o producidos por IA solo deben usar datos de gran calidad y que no tengan sesgos, y no deben discriminar o servirse de estereotipos. Se debe hacer reconociendo, evitando y eliminando cualquier sesgo, así como corrigiendo los datos ante cualquier parcialidad inherente.

No es aceptable el dominio de los gigantes digitales en la recopilación de datos y el desarrollo de la IA. Europa debe promover la competencia leal y el acceso a los datos de las PYMES (pequeñas y medianas empresas) y las start-ups, en lugar de la propiedad de los datos. Queremos soluciones europeas para el almacenamiento de datos y la implementación de estructuras comunes de datos, evolucionando así a Espacios Europeos de Datos que podrían aprovecharse plenamente de las escalas de datos que se generen dentro de la Unión Europea.

Investigación, innovación e inversión

Apoyamos políticas de innovación e investigación a largo plazo que sean ambiciosas, con un enfoque mayor en los ecosistemas de innovación. Pedimos inversión en IA con objeto de desarrollar capacidades europeas y reforzar los valores y la autonomía de Europa. Otros actores globales como Estados Unidos y China están invirtiendo muchísimo en IA y la Unión Europea debe invertir e innovar de cara a recuperar su soberanía digital y defender nuestro modelo europeo sustentado en una IA donde haya  equilibrio de género y que sea socialmente responsable y medioambientalmente sostenible.

Que Europa lidere el camino en la elaboración de normas

Europa debe convertirse en el líder mundial con una IA fiable que respete los derechos fundamentales, la seguridad y la transparencia y donde los derechos del consumidor sean más fuertes. La Unión Europea puede promover una utilización ética y que sea socialmente responsable de la IA y cooperar con organizaciones internacionales de normalización de cara a mejorar las normas sobre ética, seguridad, fiabilidad, interoperabilidad y seguridad. Debe liderar los esfuerzos para frenar y prohibir las tecnologías y los usos de IA que puedan incumplir los derechos humanos y fundamentales. La Unión Europea, como un “regulador de excelencia” internacionalmente reconocido, debe trabajar con sus socios internacionales afines con objeto de ocuparse del riesgo de que los estados autoritarios influyan en las normas internacionales. El Parlamento Europeo tiene un papel que jugar en relación con la coordinación con otras asambleas nacionales y regionales.

Eurodiputad@s que participan

SIPPEL Birgit
SIPPEL Birgit
Vicepresidente / Vicepresidenta
Alemania
KUMPULA-NATRI Miapetra
KUMPULA-NATRI Miapetra
Vicepresidente / Vicepresidenta
Finlandia
GARCÍA DEL BLANCO Ibán
GARCÍA DEL BLANCO Ibán
Coordinador
España
MIKSER Sven
MIKSER Sven
Miembro
Estonia
NICA Dan
NICA Dan
Miembro
Rumanía
SCHALDEMOSE Christel
SCHALDEMOSE Christel
Miembro
Dinamarca
BENIFEI Brando
BENIFEI Brando
Miembro
Italia
AGIUS SALIBA Alex
AGIUS SALIBA Alex
Suplente
Malta
GEBHARDT Evelyne
GEBHARDT Evelyne
Suplente
Alemania
HRISTOV Ivo
HRISTOV Ivo
Suplente
Bulgaria

S&D press contact

Chiru Dana
CHIRU Dana
Assistant
Rumanía

Vea nuestras últimas acciones

Comunicado de prensa
¡Que no haya un Gran Hermano en Europa! Las normas de Inteligencia Artificial deben defender los datos y la vida privada de los ciudadanos y las ciudadanas, dice el Grupo S&D
Comunicado de prensa
Tenemos una Estrategia de Datos que sirve a la gente, dice el Grupo S&D
Acto
S&D/FEPS AIDA Webinar: Valuing labour in the age of AI on 4 March from 09:00 to 12:00