El Grupo S&D lanzó este Plan de Acción el 25 de marzo de 2020. La crisis del COVID-19 y sus múltiples impactos en nuestras sociedades siguen evolucionando a diario. El Grupo S&D está supervisando la situación constantemente y se encuentra listo para responder a la crisis con peticiones y propuestas políticas adicionales, conforme la situación vaya evolucionando en las próximas semanas y meses.

PLAN DE ACCIÓN DEL GRUPO DE LOS SOCIALISTAS Y DEMÓCRATAS EN EL PARLAMENTO EUROPEO (S&D) PARA LUCHAR CONTRA LA PANDEMIA DE COVID-19:

25 PROPUESTAS PARA SUPERAR LA CRISIS

MEDIDAS URGENTES

  1. Inversión en investigación e intercambio efectivo de datos en toda la UE para lograr un tratamiento eficaz y una posible vacuna contra el COVID-19, que deben ser accesibles a todos y a todas.
  2. Poner a disposición reservas de equipos, material y suministros médicos esenciales a nivel de la Unión Europea, facilitar kits de pruebas a las regiones más afectadas, una adquisición conjunta, eficiente y flexible de los suministros médicos, reforzar las agencias de salud pública (el ECDC, Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, y la EMA, la Agencia Europea de Medicamentos, por sus siglas en inglés) mediante la movilización de todas las herramientas de salud pública disponibles a nivel europeo.
  3. La creación inmediata de coronabonos que estén garantizados por un programa de adquisiciones del Banco Central Europeo.  
  4. Activación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM por sus siglas en inglés) con una línea específica de crédito para evitar los diferenciales de los tipos de interés de los bonos públicos nacionales, sin condiciones macroeconómicas adicionales.
  5. La puesta en marcha de un sistema europeo temporal de renta mínima para proteger a todo tipo de trabajadores y trabajadoras, autónomos y pequeñas empresas, incluyendo, en concreto, a los trabajadores, las trabajadoras y los autónomos con trabajos precarios y a las familias de bajos ingresos.
  6. Una garantía de préstamo para los propietarios de primeras viviendas que evite el impago de la hipoteca, junto a un régimen específico para proteger a los arrendatarios frente a desahucios en caso de una conmoción económica durante la crisis.
  7. Garantizar de forma continuada el suministro y la distribución de bienes esenciales y de equipos médicos y de protección que resulten vitales dentro del mercado único.
  8. Permitir flexibilidad total en el marco de las ayudas estatales, incluyendo la activación del Art.107(3) para “poner remedio a perturbaciones graves”, y la implementación del nuevo Marco temporal propuesto por la Comisión Europea, durante todo el tiempo que sea necesario en la fase de recuperación.
  9. Garantizar suministros alimentarios fiables en los sectores de la agricultura, la pesca y la alimentación, durante y después de la crisis sanitaria inmediata, salvaguardando su producción continuada y un transporte sin barreras dentro del mercado único.  
  10. Una mejor coordinación e intercambio de información entre los Estados miembros respecto al cierre de fronteras y las restricciones, incluyendo corredores verdes para proteger las cadenas de suministro.
  11. Poner en marcha el Régimen de Reaseguro de las Prestaciones por Desempleo y una Garantía de Empleo Europea temporal para abordar el posible desempleo masivo, dependiendo de la velocidad de la recuperación. Estas propuestas deben estar guiadas por una estrategia europea exhaustiva de recuperación social a nivel nacional y de la Unión Europea, y realizarse en estrecho diálogo con los agentes sociales, salvaguardando los derechos de los trabajadores y las trabajadoras y garantizando el bienestar de todos y todas.
  12. Lanzar una Estrategia global contra la pobreza y reforzar los sistemas de seguridad social. La recuperación social europea debe centrarse en los más vulnerables, incluyendo a los niños y las niñas y a las familias monoparentales.
  13. Cerrar la división digital, e invertir en un acceso de calidad a internet, en concreto para apoyar el aprendizaje y la educación digital en zonas apartadas, otorgando facilidades fiscales a las personas y las familias que les permitan adquirir ordenadores o tabletas.  
  14. Adoptar medidas preventivas para los refugiados y los solicitantes de asilo que se encuentran en los puntos críticos y los centros de detención.
  15. La Comisión Europea y los Estados miembros deben incluir a todos los países de los Balcanes Occidentales en las plataformas y los mecanismos de la Unión Europea para luchar contra el COVID-19.
  16. La Unión Europea debe mostrar solidaridad internacional. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha creado un Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19. Recibimos con agrado la movilización de 25 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo que se canalizarán a través de la OMS.  

    MEDIDAS A MEDIO PLAZO
     
  17. Invertir en los sistemas públicos de salud en Europa y desarrollarlos, alentando a los Estados miembros a reforzar la contratación de personal médico con recursos suficientes para los salarios y el equipo médico de sus sistemas de salud nacionales.  
  18. Movilizar recursos suficientes de la Unión Europea a través de un ambicioso Marco Financiero Plurianual 2021-2027. Resulta evidente que incluso el 1,3% de la Renta Nacional Bruta (GNI, por sus siglas en inglés) que ha propuesto el Parlamento Europeo no bastará para recuperarnos de esta crisis en estas circunstancias.

    MEDIDAS A LARGO PLAZO
     
  19. Complementar la acción inmediata del Banco Central Europeo (ECB, por sus siglas en inglés) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad mediante la creación de un Tesoro europeo que esté capacitado para emitir eurobonos de manera estable. Hay que apoyar los esfuerzos continuados de los Estados miembros para consolidar y estabilizar la recuperación social y económica, y ofrecer potencia financiera para proseguir con el desarrollo sostenible a largo plazo de la Unión Europea y el Pacto Verde Europeo.  
  20. Reformar las normas fiscales europeas para hacer valer su capacidad anti-cíclica y convertirlas en un incentivo ante las necesidades significativas de inversión pública que surgen del Pacto Verde Europeo. El objetivo final es garantizar la sostenibilidad medioambiental, económica y social, y el reparto equitativo de las cargas y los beneficios de la transición.  
  21. Revisar y ampliar los Recursos Propios (art. 311 del Tratado) de la Unión Europea con la finalidad de reducir las contribuciones de la Renta Nacional Bruta de los Estados miembros y aumentar la cantidad de ingresos nuevos que hacen falta para implementar las nuevas prioridades y la nueva agenda política europea.
  22. Un nuevo Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento que permita reformular el actual Semestre Europeo en un contexto económico y social que ha cambiado sustancialmente desde su presentación en noviembre de 2019. Debe utilizarse como efecto palanca para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.
  23. Una nueva Política Industrial Europea que permita que la industria no solo sea más competitiva, sino también más resiliente a los impactos globales, y que dé prioridad a los sectores estratégicos. Esta medida debe llevar también a una mayor producción europea de medicamentos e ingredientes farmacéuticos, y de aparatos, equipos y material médico. La participación pública, o incluso la nacionalización de las corporaciones estratégicas y relevantes del sistema, debe ser la última opción si los grupos y corporaciones industriales de esos sectores no pudieran sobrevivir a la crisis de otro modo. El nuevo Fondo de Transición Justa debe movilizarse en este sentido, y su alcance debe apoyar el desarrollo de la actividad industrial en cuanto a productos y equipos médicos.
  24. Una política regional y de cohesión robusta y que esté bien financiada, como una herramienta vital para apoyar una recuperación social y económica de cohesión a través del conjunto de la Unión Europea. Esta medida debe acompañarse de la simplificación de los procedimientos para acceder a los fondos.  
  25. Desarrollar la resiliencia de Europa aprendiendo todas las lecciones que trae consigo la crisis actual en términos de planificación insuficiente de emergencias y de capacidades de respuesta a emergencias en los ámbitos económico, social y de salud. La Comisión Europea debe presentar una estrategia de resiliencia europea, que sea amplia y ambiciosa, al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea en un futuro cercano, incluyendo el impacto de la emergencia climática.  

Iratxe García: It's not about money, it's about Europe

Está pasando

Documentos relacionados

Publicado: 25/03/2020

S&D Group's action plan covid19

Publicado: 25/03/2020

Leaders letter on Covid19

Publicado: 25/03/2020

25 propuestas para superar la crisis

Publicado: 17/04/2020

Documento de posición de S&D - Un enfoque progresista con la perspectiva de género de la crisis de COVID-19

Publicado: 06/05/2020

SD-Recovery-Plan-29-April-2020

Publicado: 06/05/2020

Resumen - El plan del Grupo S&D: La recuperación económica, social y ecológica de la Unión Europea

Publicado: 13/05/2020

A European Health Union. Increasing EU competence in health - coping with COVID19 and looking to the future

Publicado: 27/05/2020

The Covid-19 Pandemic: S&D recovery plan for democracy & fundamental rights

Galería media

Eurodiputad@s que participan

GARCÍA PÉREZ Iratxe

Presidente / Presidenta
Presidenta de la Mesa del Grupo S&D
España