Transporte, turismo y regiones

Transporte, turismo y regiones

Uno de los objetivos clave de la Unión Europea es promover la cohesión económica, social y territorial, y la solidaridad entre las distintas regiones. Podemos lograr este objetivo con la política europea de cohesión, que es una herramienta única de la Unión Europea para invertir en las regiones; actualmente representa cerca de un tercio del presupuesto de la Unión Europea. Apoyamos plenamente el objetivo de aunar a las regiones de Europa y queremos que la política de cohesión de la Unión Europea ayude a impulsar el desarrollo económico sostenible en todas las regiones, generando empleos de calidad.

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D están comprometidos a garantizar un transporte eficiente, seguro, sostenible y competitivo en Europa, protegiendo el empleo y los derechos de los pasajeros, y garantizando la libre circulación de personas y mercancías. Estos objetivos solo pueden lograrse aplicando la legislación de la Unión Europea, evitando disparidades entre las condiciones sociales de los Estados miembros.

En la Unión Europea promovemos políticas que demuestren que el avance social y la protección del clima pueden ir juntos. El turismo es un motor crucial en el crecimiento económico y la creación de empleo en muchos países europeos, y ayuda a millones de personas a salir de la pobreza en la Unión Europea. En las manos apropiadas, la industria del turismo puede jugar un papel importante en la protección de hábitats naturales en Europa.

La política europea de cohesión ha sido esencial para reducir las brechas de desarrollo entre las distintas regiones europeas y para impulsar la economía con inversiones a nivel local, regional y nacional, y en particular allí donde la inversión nacional es limitada.

Nuestro objetivo es una política de cohesión que involucre plenamente a los ciudadanos de las regiones, apoye el crecimiento inteligente, sostenible y de inclusión, y reduzca las actuales disparidades sociales y económicas, involucrando a los ciudadanos.

Nuestras prioridades:

•    Invertir en los ciudadanos y para los ciudadanos
Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D favorecen un enfoque que apoye a los ciudadanos para responder a sus necesidades y a los retos actuales. Para lograrlo debemos garantizar que contamos con un presupuesto apropiado para la política de cohesión y que se logra un buen equilibrio entre la inversión en los ciudadanos y para los ciudadanos. Creemos que Europa debe:
•    Invertir en educación, formación y formación profesional de gran calidad.
•    Mejorar el mercado laboral, crear empleos de calidad y abordar el paro juvenil.
•    Promover la inclusión social, luchar contra la pobreza y contra todas las formas de discriminación.

•    Un crecimiento inteligente, sostenible y de inclusión
El Grupo S&D está comprometido con la reducción de las actuales disparidades sociales y económicas entre los ciudadanos, las regiones y los países de la Unión Europea. Queremos una política de cohesión que sea visible y sostenible a corto, medio y largo plazo: una política que aborde los retos clave de nuestras sociedades y economías, y que se esfuerce por un crecimiento inteligente, sostenible y de inclusión. Debemos:
•    Promover la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.
•    Invertir en pequeñas empresas y start-ups.
•    Invertir en infraestructuras de telecomunicaciones, suministro de energía inteligente y digitalización de las industrias y las sociedades.

•    Apoyar a los ciudadanos y las ciudadanas de las zonas urbanas y rurales   
La Unión Europea no solo debe aspirar a reducir las brechas de desarrollo y las desigualdades socioeconómicas y territoriales, sino también a reducir la burocracia que limita a las regiones y a los ciudadanos. Podemos apoyar el desarrollo de las ciudades inteligentes y las áreas rurales mientras se involucra plenamente a los ciudadanos y las ciudadanas en el desarrollo de futuras estrategias para sus regiones, respondiendo a retos comunes como la globalización, el cambio climático y la migración.

Antes del 2050 la Unión Europea debe reducir las emisiones procedentes del transporte en un 60% –en comparación con los niveles de 1990– si queremos limitar el calentamiento global a un incremento de solo 2ºC. Para cumplir los objetivos del cambio climático de Europa, nuestro objetivo estratégico es reducir a cero las emisiones de carbono del transporte en los próximos años.

Europa tiene los instrumentos para lograr estos objetivos:

•    Financiación apropiada para infraestructuras de transporte que doten a Europa de un sistema moderno de transporte.
•    Investigación y desarrollo que se enfoquen en sistemas de transporte inteligente y en mejorar la eficiencia energética y los impactos sociales y medioambientales.
•    Regular que haya nuevos estándares más elevados.
•    Que el que contamina pague, de forma que cada medio de transporte asuma el coste total de su impacto sobre la sociedad y el medio ambiente. Pedimos técnicas robustas para valorar esos costes externos, de manera que los medios de transporte que dañen el medioambiente sean más caros, mientras que el transporte sostenible sea más barato.
•    Supervisión del mercado para garantizar que se aplican las normas. En respuesta al escándalo de las emisiones del Dieselgate, el Grupo S&D ha presionado para reforzar la supervisión de los estándares de los nuevos vehículos para evitar trampas en las emisiones en el futuro. Estamos defendiendo la compensación de los consumidores y que se cree una agencia de supervisión de vehículos para garantizar que todos los coches nuevos tienen que pasar los mismos controles rigurosos, independientemente de donde se fabriquen en Europa.

Demoras, cancelaciones, pérdida de equipajes... Muchos ciudadanos y ciudadanas de la Unión Europea han sufrido estos problemas al viajar. Nuestros eurodiputados y eurodiputadas han conseguido luchar con éxito por mejores derechos para los pasajeros de ferrocarril, aéreos, por carretera y barco, estableciendo normas comunes para la compensación y la asistencia a los pasajeros.  

Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D han tomado medidas para mejorar la seguridad del transporte en toda Europa. Hemos luchado para mejorar la educación en seguridad vial y las inspecciones de los vehículos y para proteger a los usuarios vulnerables en las carreteras. También apoyamos propuestas para incrementar la seguridad en la aviación y garantizar una mejor formación en el sector de la aviación de la Unión Europea.

El Grupo S&D está liderando el impulso para garantizar que cada trabajador de la Unión Europea pueda acceder a un trabajo digno con una remuneración que le permita vivir. Estamos defendiendo que el nuevo Paquete de Movilidad se acompañe de una aplicación apropiada de la legislación social de la Unión Europea. La Unión Europea debe abordar la competencia desleal, luchar contra la distorsión de las condiciones de trabajo y empleo, y garantizar una protección social apropiada a los trabajadores del transporte. En la actualidad, las empresas que cumplen las normas no pueden competir con la reducción desleal de precios, y se le roba a la sociedad en su conjunto impuestos y contribuciones sociales que le hacen falta para costear servicios públicos esenciales. Ese es el precio que pagamos por no tomar medidas drásticas contra el dumping social y las empresas buzón. Los ciudadanos y las ciudadanas se merecen una respuesta contundente que acabe con estas prácticas desleales.

Queremos acabar con el dumping social dándole a la Comisión Europea la capacidad de investigar casos transfronterizos de empleadores que empeoran las condiciones y los salarios locales, y penalizar a la empresas que participen en ello. También seguiremos la lucha contra el “cabotaje” ilegal, una práctica en la que un vehículo registrado en un país transporta mercancías o pasajeros en otro país sin autorización.

Nos hace falta inversión más ambiciosa e inteligente en las infraestructuras de Europa para construir una Unión Europea que sea más cohesiva, y promover empleos y crecimiento sostenibles. Nuestros eurodiputados y eurodiputadas han defendido con éxito que haya suficiente financiación para proyectos clave de infraestructuras mediante el Instrumento de Interconexión para Europa - programa de la Unión Europea que aspira a promover la inversión en el transporte, la energía y las telecomunicaciones en el periodo 2014-2020.

La Unión Europea quiere crear un Servicio Europeo de Telepeaje para cobrar a los vehículos pesados de transporte de mercancías por el uso de nuestras carreteras. El Grupo S&D quiere asegurarse de que el sistema de la Euroviñeta que se ha propuesto incluye no solo a los camiones, sino también a vehículos comerciales ligeros y a vehículos de pasajeros; y también que el cálculo se basa en los principios “el usuario paga” y “el que contamina paga”, teniendo en cuenta los costes externos. Queremos que todos los usuarios contribuyan de manera justa y equitativa a la financiación de las infraestructuras de Europa.

La industria del turismo ha experimentado el mayor y más rápido crecimiento de la economía mundial. Para lograr el pleno potencial del turismo en Europa debemos invertir y mejorar la infraestructura del transporte, desarrollar nuestras diversas redes culturales y nuestros sitios patrimoniales, y proteger las áreas rurales y las reservas naturales. También queremos proteger los derechos de los trabajadores ofreciendo oportunidades de formación y aprovechando plenamente las oportunidades para crear empleo ecológico.

El turismo también juega un papel clave para crear empleo y crecimiento económico, ofreciendo unos ingresos que hacen mucha falta en muchas regiones. Con una gestión cuidada, el turismo rural también puede jugar un papel importante en la conservación de la biodiversidad y la protección de los hábitats naturales, favoreciendo tanto al medio ambiente como a las comunidades locales y a los turistas.