Comparte:

La comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo ha aprobado hoy el refuerzo del papel de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas. Los eurodiputados y las eurodiputadas del Grupo S&D han subrayado la importancia de la Agencia para ayudar a los Estados miembros a proteger las fronteras exteriores de la Unión Europea, mientras garantizan que aumenta su responsabilidad en línea con la ampliación de sus competencias.

El eurodiputado del Grupo S&D responsable del informe, Péter Niedermüller, afirmó:

“Asegurarnos de que las fronteras exteriores de la Unión Europea funcionan efectivamente y están adecuadamente protegidas es una prioridad de nuestro Grupo. La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas está ahí para apoyar los esfuerzos que realizan los Estados miembros. Sus nuevas competencias y personal le permitirá desarrollar mejor ese papel, facilitándole que responda rápidamente a las distintas situaciones y garantizando una mejor coordinación entre los distintos países. Debe enfocarse, ante todo, en ayudar a los Estados miembros para que no haya más muertes innecesarias en el Mediterráneo.

“Con más competencias también hay más responsabilidad; hemos insistido en que, con su nuevo mandato, la Agencia también sea más responsable de sus acciones. También nos agrada que la comisión haya rechazado la idea de que la Agencia vaya a países terceros y que devuelva a personas también a otros países terceros. Era peligroso y una idea jurídicamente sospechosa que superaba con mucho el cometido de la Agencia”.

La portavoz de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Grupo S&D, Birgit Sippel, añadió:

“Proteger las fronteras exteriores es esencial para garantizar que el área sin pasaportes de Schengen puede funcionar efectivamente. Esas fronteras exteriores no son solamente un tema nacional, sino un asunto que afecta a todos los ciudadanos y las ciudadanas de la Unión Europea. Es correcto reforzar la Agencia de la Unión Europea para ayudar a los Estados miembros a gestionar sus labores de control de las fronteras. Les pedimos ahora a los Estados miembros que supriman los controles de las fronteras interiores que aún están en vigor dentro del área Schengen, lo antes posible. 


“Es un avance importante, pero solo proteger las fronteras no resolverá por sí mismo los retos migratorios que afronta la Unión Europea. Unos controles fronterizos más firmes deben ir de la mano de la reforma del sistema de migración y asilo de la Unión Europea. Las normas actuales conllevan que los países que se encuentran en las fronteras de Europa, como Italia o Grecia, tengan que afrontar solos la mayoría de los casos de asilo, y permiten que otros países eludan sus responsabilidades humanitarias. Los gobiernos nacionales han estado bloqueando esas reformas desde hace años; les pedimos que finalmente adopten las propuestas presentadas por el Parlamento Europeo”.  

Eurodiputad@s que participan

SIPPEL Birgit

SIPPEL Birgit

Coordinador
Alemania