Publicado:
Comparte:

El Parlamento Europeo y los Estados miembros empezarán hoy a negociar un nuevo método imparcial para calcular el dumping, que podrá detectar la distorsión de mercado vinculada a la intervención del Estado en países terceros. Las nuevas normas aspiran a luchar contra prácticas comerciales desleales que hacen que los precios de los productos que se exportan a la Unión Europea no reflejen las realidades del mercado. Los Socialistas y Demócratas les piden a los Estados miembros que sean más ambiciosos para proteger a las industrias y los empleos europeos frente a prácticas desleales.

El negociador del Grupo S&D sobre una nueva metodología anti-dumping, el eurodiputado Emmanuel Maurel, afirmó:

“Nuestro objetivo en la negociación es convertir la nueva metodología anti-dumping en un arma afilada contra las prácticas comerciales desleales de países terceros. Si los Estados miembros se salieran con la suya, el nuevo instrumento correría el riesgo de ser una herramienta poco afilada. Los Socialistas y Demócratas quieren que los Estados miembros sean más ambiciosos y que mejoren sustancialmente la propuesta de la Comisión Europea.

“Queremos asegurarnos de que no se impone ninguna carga adicional a las industrias de la Unión Europea. Si quieren que la Unión Europea les trate como a cualquier otra industria, los productores que son exportadores de países donde hay distorsiones masivas de mercado, como es el caso, por ejemplo, de China, deben demostrar primero que no están participando en prácticas de dumping. Queremos una lista clara y precisa de lo que se considera una distorsión significativa del mercado y que también se persigan las situaciones de dumping social, medioambiental y fiscal. Los informes del país deben publicarse lo antes posible y actualizarse de manera regular para facilitarles a los productores de la Unión Europea toda la información que les hace falta”.  

La portavoz de Comercio del Grupo S&D, la eurodiputada Alessia Mosca, añadió:  

“Con las nuevas normas anti-dumping queremos reforzar los instrumentos de defensa comercial de la Unión Europea y garantizar que los productos que se importan a la Unión Europea se venden a un precio justo. La intervención del Estado puede llevar a los exportadores a saturar el mercado de la Unión Europea con sus productos a precios bajos, perjudicando a las industrias europeas y llevando al cierre de fábricas y a que se pierdan empleos. Normas anti-dumping contundentes ayudarán a proteger cientos de miles de empleos europeos, especialmente en la industria del acero”.  

Nota para los redactores:

El 9 de noviembre de 2016, la Comisión Europea presentó su propuesta para reformar el sistema de cálculo anti-dumping y anti-subvenciones en vista del plazo que establece el protocolo de acceso de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para el reconocimiento del estatus de economía de mercado. La nueva metodología para calcular el dumping se basa en normas recogidas en el acuerdo anti-dumping de la OMC. Como la propuesta de la Comisión Europea está sujeta al procedimiento legislativo ordinario, el Consejo y el Parlamento Europeo deben llegar a un acuerdo sobre el texto final. La nueva metodología anti-dumping va en paralelo a una visión más amplia de los instrumentos de defensa comercial.

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

Una delegación del Grupo S&D irá a Kigali para participar en la Asamblea UE-África-Caribe-Pacífico y abordar el cambio climático y la migración con un enfoque progresista

Comunicado de prensa

Nos solidarizamos con los parados de Bélgica, pese a la negativa del Consejo, dice el S&D

Comunicado de prensa

La petición del S&D de reforma de las normas europeas de asilo es más urgente que nunca ante las condiciones lamentables en los campamentos de refugiados