Comparte:

Los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo han propuesto hoy un conjunto de recursos nuevos al presupuesto de la Unión Europea con objeto de financiar los daños económicos y sociales causados por la crisis de la COVID-19. Estas propuestas incluyen ingresos progresistas que se vinculan a la protección del medio ambiente y a la promoción de un mercado interior que sea más justo, así como un impuesto a las personas más adineradas.

Eric Andrieu, vicepresidente del Grupo S&D responsable de Presupuesto, afirmó:

“Es un momento decisivo y crucial para Europa; en este informe se hace realidad su destino. ¿Queremos ser influyentes en el tablero internacional? Siendo así, Europa debe dotarse de medios.

“La propuesta del Grupo S&D para la reforma del sistema de recursos propios es equilibrada, progresista y capaz de garantizar la financiación de las prioridades de los ciudadanos y las ciudadanas, las regiones y los países europeos. Tenemos que asegurarnos de que, en esta cesta de recursos propios, los ciudadanos y los Estados miembros no sean los únicos que costean la recuperación de Europa, sino que sean quienes se benefician de la misma. Basamos nuestras propuestas en el hecho de que la desigualdad surge de la evasión y la elusión fiscales de los más ricos. Han creado sus fortunas a expensas de los ciudadanos y las ciudadanas, y ya es hora de devolver. Queremos que las grandes empresas, que los actores de los mercados financieros, paguen su parte justa a través de un impuesto a las transacciones financieras, un impuesto digital y un impuesto común a las grandes empresas.

“Apoyamos la creación de un fondo especial de recuperación, como ha propuesto la Comisión Europea, y la idea de mutualizar la deuda entre los Estados miembros. Todos los Estados se han visto afectados por la crisis. Por eso, queremos introducir nuevos recursos de cara a evitar un incremento de la contribución neta de los Estados miembros y que tengan que pelearse entre ellos por cuánto tendrán que pagar y cuánto recibirán.

“Necesitamos la voluntad política de todos los Estados miembros si queremos que estas propuestas se aprueben. En modo alguno es momento ahora de obstaculizar la recuperación de Europa bloqueando iniciativas que podría salvar a nuestra Unión”.

Eider Gardiazábal, coordinadora de Presupuesto del Grupo S&D, afirmó:

“El Grupo S&D ha iniciado hoy un proceso esencial y que se esperaba desde hace mucho. El bienestar, el desarrollo y la seguridad de todos los ciudadanos y las ciudadanas de la Unión Europea, así como la continuación del propio proyecto europeo, dependen de la adopción de estos recursos propios a nivel europeo.

“Se acabó lo de seguir como siempre. La Covid-19 ha puesto a prueba la solidaridad de la Unión Europea. Nos hace falta un presupuesto europeo fuerte para hacer frente a los desafíos de la recuperación. De cara a tener este presupuesto fuerte, necesitamos los medios apropiados para financiarlo. Debemos pensar fuera de los marcos preestablecidos; debemos innovar; tenemos que concebir las respuestas que la gente está esperando de nosotros. Y hemos ofrecido resultados. ¡Es hora de que otras instituciones de la Unión Europea hagan lo mismo! ¡Es hora de una fiscalidad justa!”

Elisabetta Gualmini, portavoz del Grupo S&D sobre los recursos propios, afirmó:

“La mezcla actual de ingresos para financiar el presupuesto de la Unión Europea, que consiste en contribuciones de la RNB (Renta Nacional Bruta) de aproximadamente el 70%, ha llevado a una situación en la cual al propio proyecto europeo le falta su propia legitimidad operativa y en la que depende mayoritariamente de las decisiones presupuestarias adoptadas por los Estados miembros.

“Deben generarse nuevos recursos para financiar el Plan de Recuperación de Europa con políticas y medidas que solo pueden ejecutarse a nivel europeo y que ningún Estado miembro podría poner en marcha por sí mismo; que, por lo tanto, no resulten en una carga fiscal adicional para los fiscos nacionales.

“El Grupo S&D ha puesto sobre la mesa la introducción de una cesta de nuevos recursos propios, cuyas bases imponibles se vincularían a la implementación de políticas de la Unión Europea destinadas a lograr un crecimiento que sea inteligente, sostenible e inclusivo. En resumen, el dinero nuevo procederá de medidas que abordan tanto la protección del medio ambiente como la promoción de un mercado interior que sea más justo. También queremos que la Unión Europea integre más sus políticas fiscales, desarrollando y creando su propia capacidad fiscal”.

Nota para los redactores:
El Grupo S&D propone nuevos recursos propios, que proceden de medidas que abordan la protección del medio ambiente y la promoción de un mercado interior que sea más justo y más social, y que deben fundamentarse en:

* los ingresos procedentes de las subastas del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (RCDE)
* una cuota a los envases de plástico no reciclados
* un Mecanismo de Ajuste en Frontera del Carbono
* un Impuesto sobre Sociedades que se fundamente en una Base Imponible Consolidada Común del Impuesto de Sociedades (BICCIS)
* un Impuesto sobre los Servicios Digitales
* un Impuesto sobre las Transacciones Financieras
* un impuesto sobre el Patrimonio Neto Europeo que se aplique al segmento más acaudalado de la población
* un Arancel del Mercado Interior
* ingresos del Banco Central Europeo

Además, los límites máximos de los recursos propios para los créditos de compromiso y de pago, que en la actualidad están fijados en el 1,26% y el 1,20% de la RNB de la Unión Europea, respectivamente, deben elevarse a valores que alcancen el 2% o incluso el 3% de cara a permitir que la Unión Europea cuente con un presupuesto mayor para dar cumplimiento a sus ambiciones políticas. Un aumento permanente como este permitiría crear un margen suficiente entre los límites del MFP (Marco Financiero Plurianual) y los límites máximos de los recursos propios, cuya capacidad debe utilizarse técnicamente para tomar prestado dinero de los mercados financieros y emitir deuda común europea, que esté garantizada por el presupuesto de la Unión Europea.

Finalmente, el Brexit y la consiguiente retirada del reembolso británico abren la puerta a la supresión de los mecanismos relacionados de corrección que se les concedieron a Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y los Países Bajos, por cuestión de equidad y transparencia. Las condiciones que se aplicaron al Reino Unido para que apoyara la introducción de los reembolsos, como se recogió en las conclusiones del Consejo Europeo de Fontainebleau de 1984, ya no están en vigor. Un cambio como ese también aportaría recursos adicionales para financiar el plan de recuperación de Europa.

Lea aquí el documento político completo sobre la Reforma del Sistema de Recursos Propios de la Unión Europea en el Marco Financiero Plurianual 2021-2027

Documentos relacionados

Reform of the System of Own Resources of the EU for the 2021-2027 Multiannual Financial Framework

Eurodiputad@s que participan

ANDRIEU Eric

ANDRIEU Eric

Vicepresidente / Vicepresidenta
Francia
GARDIAZABAL RUBIAL Eider

GARDIAZABAL RUBIAL Eider

Coordinador
España
GUALMINI Elisabetta

GUALMINI Elisabetta

Miembro
Italia

Contacto de prensa del S&D

Chiru Dana

CHIRU Dana

Press Officer
Rumanía

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

Otra Europa es posible; una Europa que se base en compromisos claros con los valores de la Unión Europea, afirma la presidenta del S&D, Iratxe García

Comunicado de prensa

“El Consejo Europeo ha alcanzado un acuerdo histórico sobre el Fondo de Recuperación, pero el Parlamento Europeo enmendó el presupuesto de la Unión Europea”, dice Iratxe García

Comunicado de prensa

El dictamen de hoy del Tribunal General de la Unión Europea sobre el caso Apple muestra lo mucho que necesitamos justicia fiscal, dice el Grupo S&D