Comparte:

Los Socialistas y Demócratas han liderado el camino de cara a implementar legislación del consumidor que sea progresista y esté orientada a los ciudadanos y las ciudadanas de Europa. A pesar de la fuerte oposición de miembros del PPE (Partido Popular Europeo), Renew Europe, CRE (Conservadores y Reformistas Europeos) y la extrema derecha, la comisión de Protección del Consumidor ha conseguido aprobar el informe sobre el mercado único sostenible. La votación final tendrá lugar en el plenario de noviembre, cuando los conservadores y los liberales tendrán nuevamente la oportunidad de demostrar en qué lado del Pacto Verde eligen posicionarse.

La eurodiputada Biljana Borzan, vicepresidenta del Grupo S&D responsable de Protección del Consumidor y negociadora del informe, afirmó:  

“Nuestros ciudadanos y ciudadanas deben saber en qué se gastan el dinero. Por eso hemos votado a favor de una prohibición de las prácticas que llevan a la obsolescencia prematura de los productos y de la introducción de etiquetas obligatorias sobre su vida útil prevista y su reparación. Los estudios muestran que el 77% de nuestros ciudadanos preferirían reparar en lugar de comprar un nuevo producto; pero a menudo se sienten frustrados porque no hay piezas de recambio disponibles o tienen precios excesivos. Por lo tanto, le pedimos a la Comisión Europea que introduzca un derecho sólido de reparación para los consumidores y las consumidoras con la disponibilidad de piezas de recambio a precios razonables.


“Queremos garantías de que “ser ecológicos” no estará reservado a los acaudalados y los privilegiados. Queremos lograr una transición justa, que evite que los grupos de ingresos bajos y medios, que ya sufren la crisis actual, tengan que soportar la mayor carga y vean incrementado su coste de vida. Avanzando hacia un consumo y una producción que sean más sostenibles, debe traerse al punto de mira que la vida útil del producto sea más larga, la alineación de las garantías jurídicas y comerciales y la regulación de fenómenos como la “moda rápida”, así como la destrucción de los productos que no se vendan. Por lo tanto, le pedimos a la Comisión Europea que presente una propuesta legislativa significativa sobre el mercado único sostenible. Debe incluir la promoción del sector del reciclaje, una prohibición de la obsolescencia planificada, el etiquetado obligatorio y contrataciones públicas que sean más sostenibles y más justas socialmente”.

La eurodiputada Christel Schaldemose, portavoz de Mercado Interior y de Protección del Consumidor del Grupo S&D, afirmó:

“Hacen falta urgentemente medidas concretas para luchar contra los cambios en nuestro clima. Los hábitos y las elecciones del consumidor y la consumidora juegan un papel significativo a la hora de abordar el cambio climático y los temas medioambientales. Debemos cambiar la forma en la que producimos y consumimos ahora, de cara a proteger a nuestros ciudadanos y ciudadanas y el medio ambiente, y lograr un crecimiento económico que sea más sostenible. Una vez más, los conservadores y los liberales no han ofrecido resultados en lo que respecta a medidas concretas para lograr este objetivo. Prefieren que el Pacto Verde siga siendo una promesa vacía”.

Eurodiputad@s que participan

BORZAN Biljana

BORZAN Biljana

Head of delegation
Vicepresidente / Vicepresidenta
Croacia
SCHALDEMOSE Christel

SCHALDEMOSE Christel

Head of delegation
Coordinador
Dinamarca

Contacto de prensa del S&D

Chiru Dana

CHIRU Dana

Press Officer
Rumanía

Noticias relacionadas

Comunicado de prensa

Prohibir la obsolescencia prematura de los productos y que el etiquetado sobre durabilidad y reparación sea obligatorio: el S&D lucha por un mercado único sostenible que sea ambicioso

Comunicado de prensa

El Grupo S&D: el nuevo paquete de la Comisión Europea va en la dirección de la Unión Sanitaria Europea que hemos pedido

Comunicado de prensa

El Grupo S&D: incluso en tiempos de crisis, no hay margen para concesiones en lo que respecta a la democracia y el estado de derecho